Cada Cabeza un Mundo
BIENVENIDO

* CREACIÓN DE CABEZAS *

LO VISIBLE Cabezas de vidrio transparente, finamente sopladas, en tamaño natural, intervenidas por cada uno de estos creadores a partir de su ingenio y su libertad. Dispuestas en la sala: obra-instalación-mundo.

LO INVISIBLE Estamos inmersos en una dinámica impresionante, con la que coexistimos y nos relacionamos, a través de nuestros sentidos. Razonamos, discernimos, deducimos, prevemos, intuimos, desde más allá de nosotros mismos. Entonces, desde nuestras creencias, debemos empezar a acondicionarnos con el mundo interior, más que con el exterior y propiciar una evolución total. Todo parte desde nuestra obra-acción-cabeza.
 

 

Todo comenzó en el corazón de una cabeza hallada en una tienda de artículos de cocina en Londres. Quizá se trataba de un contenedor de galletas. Esta cabeza se convirtió en receptáculo de una tarea asignada a Nan González, de manera que a tientas, como suele suceder en el acto creador, conformara lo que sucedería a continuación. Valiéndose de su intuición y probado amor por las cosas, supo enterarse, a dónde la llevaban los pasos de esta distante modelo.

 

De entrada le fue revelado que se trataba de una obra que realizaría con otros. Por tal motivo sacó un molde de la cabeza y en la transparencia del vidrio se soplaron veinticinco perfiles asignados a 20 artistas, incluyéndola. Cada invitado la intervendría con su expresión particular, de mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como llama Antonio Machado ese lugar al que a veces se asoman los dioses y su raudo fulgor. Fue inmediata la comprensión solidaria entre creadores para conectarse profundamente con un proyecto en el que dialogarían en silencio, estas cabezas, muestra de un universo tan luminoso como frágil. Tan sólido como necesario a todos.

 

En el taller, cada cabeza bailó, se llenó de vida. Padeció el fuego de Prometeo, al calor de manos apasionadas y libres conceptos. Cada una se hizo materia, en el único lugar donde puede renacer lo humano: en el arte.

 

Con la dicha de quien las ve poblar el mundo tangible, Nan se llena de gracias y las abraza, dichosa en el detalle que salta como destello en cada una. Ella aplaude conmovida, porque los artistas hicieron su ofrenda. Cada cabeza trae un mundo. Reunidas en una sala, puede apreciarse que la orquestación ha sido producto de un acuerdo tácito y auspicioso del azar.

 

Cuántos mundos nos perdemos por ir a ciegas, a tropezones, aburridos, sin mirar, sin torcer la cabeza y oler el susurro de la belleza. En el recodo de alguna de estas cabezas, encontraremos asombrados algo de nosotros, algo esencial y verdadero.

 

Josefina Núñez
Galería de Arte Ascaso

 


CADA CABEZA UN MUNDO estuvo abierto al público
hasta mediados de Septiempbre de 2009 en


GALERÍA DE ARTE ASCASO
Av. Orinoco entre calles Mucuchies y Monterrey,
Las Mercedes, Caracas - Venezuela

Invitación Cada Cabeza Un Mundo